Y tú ¿eres pronador, supinador o neutro?

¿Practicas running? Descubre si eres pronador, supinador o neutro. Descubre el tipo de pisada que realizamos al correr y evita posibles lesiones.

Es posible que si eres un runner hayas oído o te hayan preguntado alguna vez si eres pronador o supinador. Y es que la moda del running ha crecido rápidamente que se deben tener en cuenta muchos factores para evitar lesiones y conseguir mejores resultados. Uno de estos factores es el tipo de pisada que realizas. Con ello, podrás saber si eres pronador, supinador o neutro.

Pero, ¿qué diferencia hay?

Durante la carrera, el pie sigue tres fases muy diferenciadas y continuas:

  1. Cuando el talón del pie impacta contra el suelo, produciéndose el primer contacto del pie en el suelo.
  2. Cuando toda la planta del pie ya ha entrado en contacto con el suelo.
  3. El momento de realizar la impulsión, es decir, cuando a través de los dedos del pie se provoca el desplazamiento.

Tanto la pronación como la supinación ocurren en la segunda fase, cuando toda la planta del pie ya está en contacto con el suelo durante el ciclo de la pisada.

La pronación es la rotación del pie hacia el interior en el momento en que se apoya el pie al suelo. Por ello, los runners que están dentro de esta categoría se identifican porque suelen correr con las piernas más juntas.

En cambio, la supinación es totalmente lo contrario. Es decir, consiste en la rotación del pie hacia el exterior. Este tipo de corredores suelen destacar porque acostumbran a correr con las piernas un poco separadas.

Finalmente, se encuentran los corredores neutros, que son aquellos que tienen una pisada plana. La ventaja de estos corredores es que no sobrecargan la parte interna ni externa del pie, ya que distribuyen por toda la planta del pie el peso del cuerpo durante el impacto de la zancada con el suelo.Screenshot_2

Sea como fuere, en Garmin te recomendamos que durante tus entrenamientos de running utilices nuestra gama de productos para running, con los que podrás registrar y analizar tus resultados.

¿Cómo puedo saber qué tipo de pisada tengo?

Lo ideal es que un profesional te mire el tipo de pisada y con ello sabrás que zapatos son los más adecuados para tus entrenamientos y de esta manera evitar lesiones graves, en especial en las rodillas. Pero, para saberlo de manera más rápida y casera, puedes hacerte tú mismo un simple test:

  • Colócate en una superficie plana con los pies descalzos y separa ligeramente las piernas.
  • Flexiona hasta tres veces las rodillas.
  • Al llegar a la tercera flexión de rodilla, mantén la posición. 

Si en esta última flexión, tus rodillas están pegadas entre sí es que eres pronador. Si están muy juntas pero no llegan a pegarse es porque eres neutro. Pero, si por el contrario, tus rodillas se han separado bastante es porque eres supinador.

Con todo esto, ya estás preparado para saber qué tipo de zapatos debes utilizar durante tus entrenamientos.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *