Consejos para controlar la respiración bajo el agua

Garmin te proporciona unos consejos para que aprendas a dominar la respiración en el agua, ya que
te permitirá optimizar al máximo tus entrenamientos y mejorar tus resultados.

Es probable que en más de una ocasión te hayas sentido fatigado muy rápidamente al hacer natación. Pues bien, esta situación es debida a una mala coordinación de la respiración y tus movimientos al nadar.

Para poder optimizar al máximo tus entrenamientos y mejorar tus resultados es muy importante que aprendas a dominar la respiración dentro del agua. Por ello, vamos a darte unos consejos para que aprendas a controlar la respiración.

Para empezar, debemos tener muy presente tres cosas:
1. La respiración fuera del agua es de tipo involuntaria: Por lo que, al respirar no estás pensando en coger y echar el aire. Por el contrario, la respiración en el agua sí que es voluntaria, ya que debes pensar en qué momentos coger aire y soltarlo.
2. La respiración consta de dos fases: inspiración y espiración. La inspiración en el agua debe ser rápida para no alterar la postura y el equilibrio. Por su parte, la espiración es una fase más larga y profunda.
3. En el agua, la respiración se realiza de manera inversa que fuera. Es decir, mientras que fuera del agua se inspira por la nariz y se expulsa el aire por la boca, en el agua es importante inspirar por la boca y espirar por la nariz.

Ahora y teniendo en cuenta estas tres matizaciones, te compartimos algunos consejos para una buena respiración dentro del agua:

  • Respirar cada 2, 3 o 4 brazadas: es la mejor cifra de brazadas para que el aire llegue al cuerpo con bastante frecuencia. Realizar una respiración por cada brazada puede provocarte mareos, ya que el aire que llega a los pulmones no es suficiente.
  • Tener en cuenta el estilo que estás realizando: la respiración se produce de manera diferente según el estilo de natación que practiques. Por ejemplo, si haces crol es aconsejable respirar hacia el lado derecho.
  • Cuando el brazo derecho sale del agua, debes girar la cabeza completamente para poder inspirar correctamente.
  • En el momento que se tiene la cabeza en el centro y sumergida es cuando se debe espirar el aire de manera gradual.

Además, desde Garmin queremos detallar algunas consecuencias de tener una mala coordinación en la respiración bajo el agua:

  1. Se generan movimientos de manera involuntaria que, a su vez, generan un aumento de la fatiga y de las probabilidades de causar una lesión.
  2. Falta de oxígeno en todo el cuerpo.
  3. Posibles mareos y pérdida del control.
  4. Reducción del tiempo de entrenamiento.

Finalmente, te aconsejamos utilizar el Garmin Swim, para que puedas registrar la distancia, el ritmo y el tipo y número de brazadas.Screenshot_1

Para conocer más sobre nuestros productos de natación, ingresa a este link.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *